Martin Huete

Un nuevo hito en la desintermediación bancaria en los fondos de inversión. La nueva plataforma de BME

Por fin ya es realidad y uno de los proyectos más esperados por el sector (por algunos), empezará a funcionar el 27 de junio, así el operador de las Bolsas lanza su proyecto siete años después de anunciarlo, ¿Motivos de ese retraso? Seguramente razones técnicas, pero sobre todo, la oposición del lobby bancario, que antes en el consejo de BME cuando tenía mayoría, y luego sin tenerla, han hecho todo lo posible por torpedearlo con presiones a todos los niveles. Resulta enternecedor leer declaraciones de la patronal de fondos, felicitándose por la apertura de esta nueva plataforma…

En cuanto a la forma de contratación y aunque ya es conocido, no está de más dar algunas pinceladas sobre ello:

  • La plataforma de fondos está orientada al inversor minorista y la idea es que se puedan contratar las participaciones de los fondos igual que las acciones. BME lleva meses haciendo pruebas técnicas con las gestoras que han mostrado su interés en participar en la plataforma.
  • Se podrá realizar la contratación de fondos de inversión en la plataforma Smart mediante la creación de un nuevo segmento de negociación en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).El segmento está abierto a todo tipo de fondos de inversión, tanto nacionales como internacionales, siempre y cuando, estén registrados en la CNMV, siendo potestad de las gestoras determinar que fondos entran en esta plataforma.
  • La forma de contratación de los fondos, que deberán crear nuevas clases de acciones para participar en esta plataforma, será similar a la de las acciones de las Sicav. Por lo que BME no cobrará retrocesiones, es decir, que no se quedará con parte de las comisiones de los fondos como incentivo por su comercialización.
  • Las órdenes de compra/venta de participaciones de fondos, deberán canalizar la orden a través de un intermediario financiero, miembro del mercado, y realizarse en efectivo en euros, adaptándose así a la práctica habitual existente en el mercado de fondos de inversión, admitiéndose a estos efectos decimales en los títulos
  • La compañía cobrará a las gestoras una comisión fija por estar presente en su plataforma. En principio, esto hará que las clases de los fondos de esta plataforma sean más baratas.
  • Con la plataforma de fondos de BME se podrán hacer traspasos entre un fondo que participe en el proyecto y otro que no lo esté.

Pero lo más importante de todo, es que esta nueva plataforma, supondrá un hito más en la necesaria desintermediación bancaria en la industria de fondos de inversión, porque a partir de ahora, cualquier inversor podrá operar con cualquier fondo a través de cualquier miembro de BME, es decir, podrá suscribir, reembolsar y traspasar cualquier fondo que este en la plataforma, desde cualquier banco o empresa de servicios de inversión, rompiendo así, el actual corralito bancario en los fondos de inversión. Un necesario aire fresco y aroma de nuevos tiempos y libertad para los inversores, llega a la industria.

Así, se romperá el sin sentido que suponía, haciendo un paralelismo con las acciones, acercarse a la sucursal de tu banco y pedir que te compraran acciones de Repsol y que te dijeran, ¡NO! lo siento, solo le puedo vender acciones de Gas Natural que es con quien tengo acuerdo…(es decir los fondos de su propia gestora y de las grandes gestoras internacionales, con las que tienen jugosos acuerdos de distribución).

También, supondrá la irrupción de un nuevo competidor en el sector, con la ventaja añadida para el inversor de no tener que abrir una nueva cuenta de valores, viéndose  las caras, entre otros, con las plataformas de Inversis, Ahorro Corporación, Tressis o Allfunds Bank, este último orientado a inversores instituciones y que hace unas semanas cerró su venta al fondo de capital riesgo estadounidense Hellman&Friedman y al fondo soberano de Singapur GIC y que también recientemente anuncio que incorpora la contratación de ETFs.

Como no podía ser de otra forma, son las gestoras independientes españoles y las pequeñas boutiques extranjeras, que no forman parte de grupos bancarios o no tienen acuerdos de distribución, los más interesados en esta nueva plataforma, ya que servirá como vía de distribución de sus productos, por lo que cada vez mas tendrán que aumentar sus políticas de branding, para que el inversor final conozca su oferta y pueda ordenar su contratación desde su entidad bancaria, no sirviendo ya la excusa de “lo siento, no lo tenemos en el catalogo”.

Las gestoras dependientes de los bancos, ya que funcionan como un mero departamento del mismo, y las internacionales, porque siguen teniendo miedo a molestar a su actual canal de distribución, son las que más reticentes se están mostrando a esta plataforma, y lanzan mensajes poniéndole mil pegas operativas, cuando lo único que subyace en los bancos es su miedo a perder su posición de privilegio y dominio, y en las grandes gestoras internacionales a que se mueva demasiado “el cajón”, pero al final estar, estarán… ¿apuestas?

 

Martin Huete. Mayo 2017

 

 

Martin Huete

Investment Services Industry Analyst. Blogger. Co-Founder at Finizens. Keen on Golf, Fitness and Motorbikes.

Add comment

Deja un comentario

Sígueme en redes sociales

Estaré encantado de conectar con personas interesantes.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

A %d blogueros les gusta esto: