Martin Huete

Las comisiones en los fondos de inversión (II). Las comisiones ocultas.

En este post hacemos referencia a una segunda categoría de costes distinta de los AMC/TER: las temidas comisiones ocultas.

Se trata de una serie de costes adicionales e inherentes a toda inversión vía fondos, que todos los inversores deben pagar para poder acceder al mercado; y que sin embargo son desconocidos en mayor o menor medida por éstos, bien por falta de cultura financiera o por la opacidad del banco o la gestora de turno. Este hecho es ciertamente preocupante puesto que tal y como demostraremos a continuación disminuyen el valor liquidativo del fondo de una forma muy significativa, mermando en consecuencia la rentabilidad de la inversión.

En este punto podemos distinguir dos niveles de costes ocultos:

El primero estaría formado por todos aquellos costes que sí son identificables de forma separada pero que no se pueden calcular de antemano (serían los costes de transacción propiamente dichos), y el segundo por los costes implícitos, que dado su carácter variable son difíciles o imposibles de cuantificar.

Dentro de los llamados costes de transacción, encontramos los costes de corretaje, impuestos y otros cargos asociados, y los one-off charges, o costes de entrada y salida. Aquí podríamos incluir también las comisiones de trading, y los costes de cambio de divisas. Son costes de transacción porque directa o indirectamente quedan recogidos en el precio que un gestor tiene que pagar por realizar cambios en su cartera, ya sea como consecuencia de captaciones o reembolsos o por ajustes en la asignación de activos. En un fondo de inversión, los costes de transacción son deducidos directamente del valor liquidativo del fondo. Esto es así porque los costes de transacción reducen el importe de los activos subyacentes cuando se venden y aumentan el coste cuando se compran, lo que hace que sean pagados por todos los partícipes de este.

Dentro de los costes implícitos, encontramos fundamentalmente el bid-ask spread y el coste de impacto de mercado.

A modo resumen, explicamos en la siguiente tabla los principales costes ocultos que existen y sus características, para que la próxima vez que contratéis un fondo de inversión no se os pasen desapercibidos:

Com2T1

Además de estos dos tipos de costes hay expertos que insisten en hablar de una categoría adicional de costes implícitos. Estos costes aparecen como consecuencia de la respuesta del mercado a cualquier intento de trading o a cualquier impacto por el timing de una negociación (retraso en la orden por ejemplo), y frente a los anteriores, que serían costes “cuantitativos”, estos se consideran costes “cualitativos”.

En esta categoría se incluirían los costes de fuga de información, de exposición al mercado, y de timing de las operaciones.

The Pensions Institute llevó a cabo hace dos años una investigación para determinar el peso de los llamados costes invisibles u ocultos sobre el total de costes asumidos por el inversor al contratar un fondo. El resultado de esa investigación quedó recogido en un informe llamado Plexus research, el cual arroja unos datos relevadores: Sobre el total de costes de un fondo de inversión, los llamados costes visibles (gastos de gestión, comisiones, impuestos, costes de depositaria y custodia), sólo representan un 18%, ¡y los invisibles el 82% restante!

Con estos datos, queda claro el impacto que tienen los costes ocultos en la rentabilidad futura de nuestras inversiones. En el libro del “Principito”, Antoine De Saint-Exupèry escribió una frase que bien podría aplicarse al contenido de este post: al final, en la vida al igual que en las inversiones, “lo esencial es invisible a los ojos”.

 

Ana Huete / Martin Huete

Agosto 2016

Fuentes

Martin Huete

Investment Services Industry Analyst. Blogger. Co-Founder at Finizens. Keen on Golf, Fitness and Motorbikes.

4 comentarios

Deja un comentario

  • Excepcional Blog. Mi enhorabuena por la calidad de su información.
    Una consulta Don Martin. Tengo una cartera con varios fondos y, a raiz de leer su artículo sobre las comisiones ocultas, he consultado los informes periódicos y las auditorias de los mismos. Me encuentro que aquí ningún gestor proporciona (o yo no lo consigo ver) cuales han sido los costes de transacción (compra-venta) de las operaciones, ni cual ha sido la rotación de la cartera (me refiero a los nominales totales de las operaciones de compra-venta). Según interpreto, los fondos contabilizan las operaciones sobre activos financieros por sus importes netos (descontando los gastos inherentes) y, como gestora y entidad de depósito pertenecen al mismo grupo, y somos conscientes de las dificultades que atraviesa el sector financiero, ¿cómo puede el partícipe conocer si dichos costes de transacción son eficientes o encubren “resultados extraordinarios” para el grupo bancario, a costa del patrimonio y la confianza del partícipe? Las dudas van en aumento al comprobar en el apartado de “operaciones vinculadas” que el auditor refleja operaciones en un mismo ejercicio por nominal que representa 17 veces el patrimonio del fondo… Imagino que pueden ser Repos, pero aún así ¿cómo sabemos si los precios y gastos asociados han sido equitativos? Si

    • Buenos días Virginia, efectivamente la CNMV cobra a las entidades una tasa por registrar los fondos, pero sinceramente no conocía que entidades cobren por este tema, lo que si hacen es exigir un porcentaje muy alto de la comisión de gestión como “impuesto” por distribuir sus fondos, lo que se conoce como retrocesiones. Saludos !

Sígueme en redes sociales

Estaré encantado de conectar con personas interesantes.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

A %d blogueros les gusta esto: