Martin Huete

Fintech y bancos. ¿Enemigos o colaboradores?

En los últimos tiempos, proliferan los artículos y tribunas de opinión, sobre qué tipo de interacciones, van a desempeñar las nuevas empresas fintech y la banca en el nuevo tablero de los servicios financieros que se está creando.

Por un lado, tenemos a las empresas fintech que se especializan en solo unos determinados y concretos servicios financieros y que los suelen hacen de una manera mucho más eficiente y transparente, (por el hecho de ser una fintech no tienes que ser necesariamente guay), pero que adolecen de clientes y reconocimiento de marca.

Por otro lado, tenemos a los bancos que realizan todos los servicios financieros, con absoluta orientación al producto, salvo honrosas excepciones, y con cascadas de comisiones “urbi et orbe “(por mucho que traten de convencernos de lo contrario) y lo que les sobra es eso, clientes y marca, (tampoco por el hecho de ser un banco tienes que ser necesariamente un demonio venido del averno).

Y en la tercera esquina del ring, está a punto de irrumpir la colosal amenaza de las grandes plataformas / compañías tecnológicas como Google, Amazon, Facebook, Apple, Netflix, Microsoft y Alibaba, que más tarde o más temprano, irán entrando o ya lo están haciendo, en esta multimillonaria industria.

Hasta ahora los servicios financieros, han estado dominados por el oligopolio bancario, la crisis financiera y las innumerables fusiones bancarias, no han hecho sino incrementar ese férreo dominio, porque en este país, a pesar de todos los pesares, los clientes de estos servicios, padecen el síndrome de Estocolmo bancario y aunque muchos de ellos son muy conscientes de que los bancos les enchufan los productos que les convienen a ellos, les cuesta un mundo cambiar de banco y/o de proveedor, piensan que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer,  la infinita pereza consustancial al ser humano y la sensación de que todo esto es muy complicado y que no pueden hacer nada sin su “amigo” el de la sucursal o sin estar detrás una marca reconocida y potente.

Porque ese es uno de los grandes trucos, que cuáles ilusionistas, llevan las redes comerciales y las intensas campañas de comunicación y marketing realizando sobre todos nosotros durante décadas y sobre todo lo vemos clarísimamente en el subconjunto de los servicios de inversión, oiga esto de ahorrar o de invertir es muy complicado, el hágaselo usted mismo es de locos y solo nuestros banqueros, nuestra gestora y/o las gestoras que yo le diga, saben dónde, cuándo y cómo colocar su dinero.

En este panorama, lo lógico sería la aproximación y colaboración natural entre ambos jugadores, pero porque todavía no son conscientes del tsunami que viene y porque para cambiar tendrían que auto explosionarse los actuales directivos, la gran mayoría de los bancos, viven en su particular matrix por mucho eslóganes de “digilosofía” y similares que veamos continuamente, así en vez de entender y adaptarse a este nuevo mundo y buscar esas vías de colaboración, prefieren anclarse en sus viejos privilegios, hacer intensas campañas de marketing para parecer de lo más moderno y/o montar un fondo que invierta en fintech, pero eso sí, mejor de compañías que estén cuanto más lejos mejor.

Este es el gran problema de los bancos, que podrán digitalizar todos los servicios y saber a qué hora me despierto y a qué hora me acuesto, pero para cambiar de verdad, tendrían que cambiar su ADN (que consiste básicamente en el Yo Gano, Tu Pierdes) y eso es muy complicado, afortunadamente ya existen un ramillete de entidades que de verdad si han entendido el nuevo paradigma y están en un proceso de transformación digital “de verdad”.

Tal y como ha pasado en otros sectores, la revolución digital va a arrasar totalmente lo conocido hasta ahora y en pocos años los bancos que no lo han entendido van a desaparecer engullidos por este tsunami, las plataformas tecnológicas, más las empresas fintech serán los auténticos competidores de los bancos, en un modelo mixto de colaboración y competencia entre los diferentes jugadores, en cualquier caso la batalla se presenta apasionante y solo los que sepan “ejecutar” bien las ideas y no tengan miedo a cambiar lo que sea necesario, sobrevivirán en este fascinante y nuevo tablero.

Martin Huete. Noviembre 2017

 

 

Martin Huete

Investment Services Industry Analyst. Blogger. Co-Founder at Finizens. Keen on Music, Golf, Fitness and Motorbikes.

Add comment

Deja un comentario

Sígueme en redes sociales

Estaré encantado de conectar con personas interesantes.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

A %d blogueros les gusta esto: