Martin Huete

El VIII Encuentro nacional de la inversión colectiva o el día de la marmota

Un año más, el pasado lunes 26 de septiembre, se celebró bajo los auspicios de Deloitte, APD e Inverco, el tradicional encuentro nacional de la industria de inversión colectiva.

El año pasado me prometí a mí mismo no volver, porque tras asistir a las 7 anteriores y comprobar en el folleto que nada había cambiado en los formatos, ponentes, orden y sistemática, no tenía mucho sentido acudir, pero como uno tiene buenos amigos entre los ponentes y asistentes, y ademas me apasiona esta industria, allí que me dirigí.

Efectivamente la distribución de las mesas y ponentes era exactamente igual que siempre, en la primera mesa, representantes del oligopolio bancario; BBVA, Bankia, SAM, CaixaBank AM y Bankinter Gestión, en la segunda mesa, la ilustrada clase media con ponentes de Allianz Popular, Mutuactivos, Mapfre, Bansabadell Inversión, Imantia Capital y March AM, en la mesa redonda sobre pensiones hablaron directivos de Aviva, Ibercaja Pensión, Kutxabank Gestión, Renta 4 Pensiones y Caser y ya en la última, dedicada a las entidades extranjeras en España, estuvieron representantes de Deutsche AM , Pictet AM, Credit Suisse Gestión, BNP Paribas IM, UBS Gestión y Andbank, cerrando la jornada José María Marcos, como  Director General de entidades en la CNMV.

Una vez más y espero tener más éxito en mis recomendaciones para futuras ediciones, sugiero a los organizadores de la jornada un cambio en el formato y que no se reduzcan las mesas  a mini presentaciones de 7 minutos seguida de algunas preguntas, que introduzcan elementos dinamizadores en el debate y que den cabida a nuevas instituciones y voces fuera del “establishment”.

Mi sensación al salir fue, y en especial por la primera mesa, que la industria sigue anclada en los viejos paradigmas y no saben por dónde les viene el aire, seguir defendiendo a capa y espada las bondades de los productos garantizados o con objetivo de rentabilidad, seguir hablando de orientación al cliente, de “cercanía, sencillez y transparencia” (tal cual), seguir negando la evidencia con una supuesta aportación de valor en su gestión, seguir defendiendo la estructura actual de comisiones y retrocesiones y seguir diciendo que luchan “ a brazo partido” contra la falta de cultura financiera, es de difícil digestión.

Despejar de manera displicente la irrupción del fenómeno “robo advisor”  en la industria de servicios de inversión, con frases del tipo que son fácilmente replicables y que estas start up se crean para ser vendidas, es no querer darse cuenta del tsunami que se avecina producido por esta revolución digital. No hablar de la desintermediación en la cadena de valor, que hasta ahora era patrimonio exclusivo de la banca y que va a provocar el fenómeno fintech, es no querer entender que estas nuevas iniciativas, van a cambiar radicalmente el “status quo” de la misma.

Si a lo anterior minimizamos el  cambio que va a suponer otros factores como MifidII, las nuevas plataformas, la explosión de la gestión pasiva y la irrupción de nuevos competidores que sí aportan valor, es simple y llanamente confiar ciegamente que el inversor español va a seguir siendo presa del terrible Síndrome de Estocolmo Bancario “per saecula saeculorum”.

Desde luego la oportunidad para nuevos jugadores que si entiendan todo esto es única. Un nuevo modelo es posible.

Martin Huete

Septiembre 2016

 

 

Martin Huete

Investment Services Industry Analyst. Blogger. Co-Founder at Finizens. Keen on Music, Golf, Fitness and Motorbikes.

6 comentarios

Deja un comentario

Sígueme en redes sociales

Estaré encantado de conectar con personas interesantes.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

A %d blogueros les gusta esto: